¿Por qué instalar extractores de aire para baño Usos y beneficios?

Usos y ventajas

Seguramente has notado, al salir de la ducha, las grandes cantidades de humedad que se acumulan en el baño. Aunque a simple vista, estas partículas de vapor parecen inofensivas, pueden causar estragos a largo plazo. La humedad que se genera en los baños puede levantar la pintura de las paredes o incluso propiciar la fabricación de moho. Una de las funciones de los extractores de aire es ventilar el espacio para mantenerlo libre de humedad y malos olores.

Por las características de los baños, es fundamental mantener las condiciones de confort y salubridad que un espacio como tal requiere y, para ello, es indispensable contar con un extractor de aire. La mayoría de los baños están construidos en espacios cerrados, e incluso aquellos que cuentan con ventilación natural, es recomendable complementar con la instalación de un extractor de calidad. La aparición de olores y niveles elevados de humedad son comunes debido a la producción de vapor de agua o algún problema con el desagüe. Un extractor permitirá un adecuado control de aire, nivelando la humedad y neutralizando los malos olores.

Inclusive, algunos de los productos de limpieza para el baño contienen sustancias que pueden resultar nocivas si nos exponemos por mucho tiempo a ellas. Un extractor de aire para baño ayudará a que respires un aire limpio y fresco, libre de cualquier contaminante o agente nocivo. Elige el mejor extractor de baño para tu hogar y disfruta de una ducha sin tener que preocuparte de la humedad.

Tipos de extractores de aire ¿cuál utilizar?

El requerimiento mínimo para cumplir con las condiciones básicas de salubridad es contar con un cierto caudal de aire; sin embargo, hoy en día existen nuevas tecnologías que maximizan el confort y la seguridad. Gracias a las innovaciones, se ha logrado suprimir el sonido natural de los extractores y se ha implementado la tecnología antirretorno.

Debido a la necesidad de extraer olores y contaminantes, el sistema antirretorno busca evitar el reflujo de aire contaminado hacia la vivienda. Por si fuera poco, las nuevas tecnologías permiten disminuir el consumo energético, pues es posible que operen con una potencia de 17 watts. Esto se traduce en ventiladores de alta eficiencia, que reducen el consumo eléctrico durante la extracción del aire y cuya emisión de ruido es mínima.

En efecto, el ruido es un aspecto importante: tanto el emitido por el mismo extractor como las vibraciones producidas por el motor. Existen modelos con un nivel sonoro y de vibración muy bajo para no afectar a las condiciones de confort. Es conveniente instalar extractores silenciosos para maximizar la comodidad. La tendencia actual es que los motores antiguos, más ruidosos y de mayor consumo, están siendo sustituidos por unos motores modernos de alta eficiencia, más silenciosos y con electrónica inteligente para adaptarlos a un consumo óptimo.

Así mismo, existen diferentes opciones en cuanto a su encendido. Esto es independientemente del extractor y tiene más que ver con la instalación que se decida realizar. Un extractor de baño básico se acciona manualmente con un interruptor, incluso puede ser el mismo que el de la luz. No siempre hace falta usar el extractor cuando estás en el baño así que esta solución puede funcionar; no obstante, también en este aspecto han aparecido innovaciones destacadas; por ejemplo, los sensores, que activan el extractor automáticamente cuando se detecta una presencia o los niveles de humedad se elevan por encima del umbral. 

Ahora bien, con un temporizador, el extractor se enciende durante un período de tiempo determinado para renovar el aire y se apaga de modo automático, este modelo suele ser el más apropiado para hoteles, restaurantes y otros establecimientos públicos.

Precauciones y recomendaciones de instalación

Además de cumplir con ciertos requerimientos operativos, los extractores de baño deben estar preparados para proporcionar el máximo nivel de seguridad y evitar accidentes. En relación al lugar del baño en el que estén instalados, pueden encontrarse muy cerca de zonas de riesgo, denominadas zonas de seguridad. Un ejemplo puede ser un extractor situado encima de la ducha o bañera. Por normas de seguridad, está prohibido colocar en esta zona cualquier tipo de aparato eléctrico conectado a la red. Salvo que el extractor cuente con un sistema que permita trabajar a muy baja tensión, mediante el uso de un transformador específico (normalmente de 12V), evita colocar el extractor sobre la ducha.

El mejor lugar para colocar un extractor de baño es el doble techo, en la pared o en el cristal de la ventana. Mide el conducto de ventilación y elige un modelo que se adapte a esa medida, disminuyendo el riesgo para las personas en caso de que se produjera una falla eléctrica.

En definitiva, instalar un extractor de aire para baño es una excelente alternativa. Ahora que tienes esta información, puedes instalar el extractor que más se ajuste a tus necesidades y hacerlo de la mejor manera posible.

Autor: Mauricio Nakash

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados