¿Cómo iluminar un baño sin ventanas?

El baño es un recinto con características particulares. Generalmente es un espacio pequeño, donde se acumula cierta cantidad de humedad. Cuando el baño carece de ventanas y, por ende, no tiene acceso a la luz natural, la iluminación se convierte en un reto mucho más grande. Aquí te platicamos de algunos trucos para iluminar tu baño si no tiene ventanas. 

Puntos de luz en el techo para la luz general  

Puede lograrse a través de focos empotrados. En este caso se recomienda utilizar lámparas con amplos ángulos de apertura. Esto hará que la luz se reparta a lo largo de la estancia y se distribuya uniformemente. La cantidad de luminarias dependerá de los metros cuadrados disponibles, pero no se necesitarán muchas si cuentan con un ángulo de apertura suficiente. Actualmente existen en el mercado lámparas Downlight especialmente para baño que resisten altas tasas de humedad. 

¿Espacios pequeños? Lámparas alargadas 

No vas a colocar una lámpara colgante en un baño. Cuando se trata de estancias pequeñas, es posible darles un efecto de amplitud utilizando lámparas alargadas. Los plafones son una excelente opción para los baños. Otra alternativa son las lámparas para sobreponer. Tienen la ventaja de que son muy versátiles, hechas de aluminio y policarbonato de alta calidad. De fácil instalación, no es necesario de un electricista para colocar este tipo de luminarios. 

Por su parte, las regletas ofrecen una iluminación compacta que no obstruye el espacio, su diseño es óptimo para una decoración de baño sencilla. 

Iluminación puntual en el lavamanos    

Puedes servirte de muebles o espejos con iluminación integrada o apliques orientables en la pared.  Sin quitar mucho espacio, ofrecen una buena visibilidad cuando se trata de tareas más delicadas como peinarse, rasurarse o maquillarse. 

Apuesta por el blanco 

Hay colores que reflejan más la luz, este es el caso del blanco. Si complementas el uso de lámparas para baño con paredes y acabados blancos (o muy claros), crearás una sensación de amplitud en el espacio, que además lucirá fresco y elegante. 

Evita las cortinas 

En su lugar, puertas de cristal para la ducha. Al igual que los acabados blancos, puede hacer lucir más grande un espacio que no tiene ventanas, pues haces de la ducha una continuación del mismo espacio y no un cubículo separado. También puedes hacer uso de espejos que cubran toda la pared, crearán un efecto similar. 

Utiliza la temperatura adecuada 

La mejor luz para el cuerpo humano es la luz natural, sin embargo, cuando no se tienen ventanas, lo más conveniente es replicarla lo más posible. Por eso, para el baño, se recomiendan los tonos neutros (4 000 K). A diferencia de otras estancias del hogar, el baño es una zona destinada a la actividad y la limpieza, los tonos neutros permiten al cuerpo realizar las actividades de aseo con la mayor precisión posible, además de fomentar un ambiente de pureza e higiene.  

Si tienes un baño sin ventanas, no tienes de qué preocuparte si aplicas estos sencillos trucos. No dudes en revisar nuestro catálogo y encontrar las mejores lámparas para baño, contamos con distintos modelos que se adaptan a tus necesidades.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados